Fundamentos de este modelo de Estado

En 1917, en plena Guerra Mundial, triunfa la "Revolución Rusa" y, con ello, aparece el primer modelo de Estado socialista, pero de corte totalitario.

A diferencia del modelo de Estado liberal, en éste la sociedad es el centro de la actividad política, por lo que la misión del Estado es alcanzar la igualdad material de los ciudadanos (derechos económicos, sociales y culturales), aunque ello suponga renunciar a la libertad (un "recorte" en los derechos civiles y políticos de los ciudadanos).

Postulados:

  • Primacía de la "sociedad" sobre el individuo, siguiendo un modelo organicista de la sociedad (recuerda el artículo de Platón como "padre de todos los totalitarismos).
  • Defensa de la "igualdad material" entre los ciudadanos, al considerar que la "igualdad" es más importante que la libertad (derechos civiles y políticos).
El papel del Estado:
  • Dirigir todas las esferas de la vida de los ciudadanos (economía...). Para ello
    • Supresión de la propiedad privada, por considerarla enemiga de la igualdad (la propiedad privada como el origen de todas las desigualdades).
    • Recorte y supresión de las libertades civiles y políticas: expresión y opinión, asociación, movimiento, prensa, creencias, participación política...

Good bye Lenin

Una forma de acercarnos al modelo de Estado Socialista, es la película Good Bye Lenin. El director de la misma (Wolfgang Becker), se adentra en los cambios que se produjeron en la República Democrática Alemana (país por aquel entonces, satélite de la URSS), tras la caída del "Muro de Berlín" y del comunismo en 1989.

A nosotros nos interesa constatar la forma de entender la vida, los derechos individuales, el papel del Estado y del individuo en el conjunto de la sociedad, a partir del siguiente fragmento (comienzo de la película).