3.1. ¿Qué es el Estado de Bienestar?

Un texto para comenzar

Karl Popper describe -en 1956- los logros del Estado de Bienestar en los siguientes términos:

"En ningún otro momento, y en ninguna parte, han sido los hombres más respetados, como hombres, que en nuestra sociedad. Nunca antes los Derechos Humanos y la dignidad humana, han sido tan respetados y nunca antes ha habido tantos dispuestos a hacer sacrificios por otros, especialmente por aquellos menos afortunados que ellos... Esos son los hechos (....) Quiero enfatizar que estoy al tanto de otros hechos. El poder todavía corrompe, incluso en nuestro mundo. Empleados públicos todavía se comportan a veces como amos descorteses. Todavía abundan dictadores de bolsillo... pero todo eso no se debe tanto a falta de buenas intenciones como a la falta de habilidad e incompetencia (...)

Pero volvamos nuestra atención a asuntos más, importantes. Nuestro mundo libre ha casi, si no completamente, eliminado los grandes males que han con anterioridad asediado la vida social de los hombres (...) Veamos lo que se ha logrado, no solo aquí en Gran Bretaña a través del Estado del Bienestar sino con algún método u otro en todas partes en el mundo libre: la pobreza, el desempleo y formas similares de Inseguridad Social, la enfermedad y dolor, la falta de oportunidades educacionales, las diferencias rígidas de clase..."

(Karl Popper: "The History of Our Time: an optimist's view" (cap 19, pag. 370)) 

 

"El paso de una seguridad social sólo para algunos, a una seguridad social para todos los ciudadanos marca la aparición del Estado de Bienestar. Los derechos de seguridad social, es decir, las pensiones, la sanidad, el desempleo, junto a los servicios sociales, el derecho a la educación, la cultura y otros servicios públicos aplicados al conjunto de los ciudadanos y no sólo a los trabajadores, definirán la política de bienestar social como sello de identidad de las democracias europeas más avanzadas".
(www.iniciativasocial.net/historia.htm). 


¿Qué es el Estado de Bienestar?

Es aquel modelo de Estado que, además de defender las libertades individuales (derechos civiles y políticos) -tal como hacía el Estado Liberal-, defiende y promueve la "igualdad material" o, lo que es lo mismo, el "bienestar" de los ciudadanos: sus derechos sociales, económicos y culturales.

El Estado de Bienestar alude a una determinada concepción del Estado, según la cual éste debe ser el garante (= el que garantice) ciertas "necesidades" de los ciudadanos consideradas básicas, así como el regulador de actividades privadas de individuos o empresas (actividades económicas).

¿Qué quiere decir todo esto? 

El Estado de Bienestar considera que todo ciudadano (independientemente de su raza, sexo, cultura, nivel económico y procedencia social) tiene derecho al "bienestar". Pero el "bienestar" es imposible sin unas mínimas condiciones económicas, sociales y culturales.

Por ello, cuando existen colectivos que no pueden acceder a esas "cotas de bienestar", el Estado pone en marcha "mecanismos correctores" que tratan de corregir esta situación. El Estado interviene para mejorar las condiciones de vida que puedan resultar "negativas" o "perjudiciales" para determinados individuos y grupos. En este sentido, el Estado no sólo actúa sobre las necesidades, sino sobre todos aquellos aspectos que las generan: las estructuras injustas.

Al mismo tiempo interviene en la economía, corrigiendo los abusos del capitalismo, evitando en la medida de lo posible la aparición de crisis económicas... y "distribuyendo la riqueza" entre los ciudadanos más desfavorecidos.



mariano.gomez1@educa.madrid.org (bauldefilosofia.es)