3.3. Orígenes del EB: La depresión del 29

Es difícil señalar el momento concreto en el que apareció el "Estado de Bienestar". Según algunos, sus orígenes remotos habría que buscarlos en el siglo XIX. Fue el Canciller Bismarck quien, en la década de 1880, en su lucha contra el naciente socialismo, inició determinadas mejoras sociales, pensando que, si los obreros veían que el Kaiser se ocupaba de ellos, lograría impedir el triunfo de las "revoluciones sociales" en Alemania. Pero sería a partir de la I Guerra Mundial (1914-1919) cuando comenzarían a darse las condiciones para la aparición del Estado de Bienestar.

1929 ha pasado a la historia como el año de la "Gran depresión" (la "Depresión del 29"). En dicha fecha se produjo una de las mayores "crisis económicas" de la historia (enlaces de interés)


  
¿Qué fue lo que ocurrió exactamente?

Al terminar la I Guerra Mundial (1919), Europa hizo un esfuerzo descomunal para salir del "bache" al que le había llevado la guerra: varios cientos de miles de muertos, destrucción, miseria, escasez de productos básicos, estructuras sociales y económicas desmanteladas... Este esfuerzo se tradujo en un aumento de la producción y en un gran crecimiento económico para estos países (los "felices años 20").

 

Diez años (1929) después se invierte la situación: 

  • Cae la Bolsa de Nueva York y con ella las principales Bolsas de los países europeos (Gran Bretaña, Francia, Alemania...) Las acciones pierden su valor. Los accionistas se apresuran a vender los títulos de las acciones para recuperar algo de lo invertido, antes de que cayera más el precio de éstas.
  • Como todos intentan recuperar algo de dinero, los bancos se quedan sin efectivo y se ven obligados a cerrar sus puertas (temiendo la retirada de fondos por parte de sus clientes, los bancos venden sus propias acciones con el fin de obtener liquidez, acentuado de ese modo la caída del mercado).
  • Por otra parte, el aumento de producción de los años anteriores se traduce ahora en una "crisis de superproducción" (sobre todo de productos agrícolas). Hay más productos de los que se venden y, en consecuencia, los precios caen en picado.
  • Ante este panorama (crisis de superproducción, cierre de bancos, restricción del crédito), muchas empresas se ven obligadas a cerrar y, las que no lo hacen, tienen que despedir a gran parte de sus trabajadores. El paro alcanza unas cifras impensables: 12 millones de personas en EEUU, 5 millones y medio en Alemania... Como no podía ser de otra forma, cae la producción. Por último, toda esta situación provoca conflictividad social (manifestaciones, revueltas callejeras, descontento de la población, violencia...).
  • Las consecuencias económicas de todo ello fueron: crisis financiera, deflación, paralización del comercio mundial...
Se produce así una de las mayores CRISIS de la historia y, lo más grave de todo, las soluciones del liberalismo clásico ya no valían.
 
 Lo que aquí nos interesa es ver qué consecuencias tuvo todo ello para el modelo de Estado vigente hasta el momento: el Estado liberal.

La crisis del 29 en vídeo.

Documental del canal Odisea sobre la "Crisis del 29" (en youtube en 6 fragmentos). Te dejo con el primero de ellos.