1.4. Falacia "ad populum" (apela a la mayoría)

"Los programas del corazón no deben ser tan malos, cuando los sigue día tras día tanta gente". 
 
Falacia que pretende mostrar la verdad o falsedad de una afirmación fundándose en la opinión mayoritaria. Este argumento es similar al argumento de autoridad, con la diferencia de que, en esta falacia, la autoridad no se sustenta en la "calidad" del afirmante, sino en la cantidad (el número de personas que supuestamente así opina). 
  
Una modalidad más depurada de esta falacia consiste en apelar constantemente desde el Gobierno a una difusa y amorfa "mayoría silenciosa", para acallar las críticas de un amplio sector de la sociedad, argumentando que dicha mayoría (la que no se manifiesta, la que se queda en casa), está mostrando con su silencio su adhesión al gobernante de turno. ¿Mola, verdad?
 
 
Junto a lo ya expuesto, cabe decir que existe otra versión de este argumento "ad populum". Se trata de aquel que apela a las emociones y sentimientos de los oyentes para ganarse su confianza y adhesión. Es, por tanto, una argumentación demagógicaEjemplo de esta modalidad de falacia "ad populum", sería la siguiente expresión:
"Hay que parar de algún modo la inmigración, de otro modo acabarán robándonos el poco trabajo que nos queda".
 

De nuevo la publicidad: "Nunca como nuestros padres".