2. Falacias formales.

 
  
Las falacias formales son razonamientos no válidos pero que a menudo se aceptan por su semejanza con formas válidas de razonamiento o inferencia. 

Así, por ejemplo, a partir de dos premisas tales como "Si llueve, cojo el paraguas" y "se da el caso que llueve", puedo concluir correctamente... "cojo el paraguas".
   
Ahora bien, de las dos premisas: "Si llueve, cojo el paraguas" y "cojo el paraguas", no puedo concluir correctamente que "Llueve": Si he cogido el paraguas, puede ser, porque lo quería llevar a arreglar.
 
Éste es un ejemplo de la falacia formal conocida con el nombre de "afirmación del consecuente".

Ejemplos de falacias formales puedes encontrar en el siguiente enlace