Falacias lógicas: informales y formales.

¿Qué son las falacias?

Una falacia es un razonamiento no válido o incorrecto, bien porque aplica de forma incorrecta un principio lógico o bien porque se basa en la aplicación de un principio inexistente. Es un razonamiento engañoso o erróneo (falaz), pero que aparenta estar bien construido, por lo que puede parecer convincente o persuasivo

Todas las falacias son razonamientos que vulneran alguna regla lógica. Así, por ejemplo, se argumenta de una manera falaz cuando en vez de presentar razones adecuadas en contra de la posición que defiende una persona, se la ataca y desacredita (se va contra la persona sin rebatir lo que dice o afirma).

Con todo, el hecho de que un razonamiento sea falaz no implica necesariamente que la información que aparece en las premisas y en el conclusión no sea cierta, tan solo que el argumento no es válido formalmente, porque la conclusión o no se deriva de las premisas usando principios de inferencia válidos, o se deriva pero forzando, tergiversando o, en general, haciendo mal uso de ellos.

Las falacias lógicas se suelen clasificar en formales y no formales. Empecemos por las no formales.